Starbucks decide unirse a favor de la inclusión

Hace varios años la compañía de cafés más conocida a nivel global, decidió subirse a la ola RSE. En varios países Starbucks abrió sus puertas a las personas con discapacidad: como clientes y empleados.  En busca de un acercamiento más humanitario, la empresa decidió tomar acciones claras. En este análisis nos centraremos en la acción enfocadas a dos discapacidades puntuales: visual y auditiva.

Pensando en la incapacidad visual, Starbucks lanzó una serie de tarjetas de regalo en braille. Esta tarjeta fue lanzada por la empresa en Septiembre de 2011 como una iniciativa para manifestarse en defensa de los derechos de las personas con discapacidad. La tarjeta primero tuvo un límite de 30 días, ya que fue una acción concreta, pero tras oírse las voces de sus consumidores, la empresa decidió ampliar el uso de ella a 12 meses.  Esta acción la ampliaron a una cadena latinoamericana, en Brasil, allí los locales tienen menús en braille que además de ayudar a los clientes con ceguera, también resultan llamativos para el resto de los consumidores, ya que están hechos con granos de café colocados en lo que parece una versión gigante de las servilletas que caracterizan a la marca.

 

De esta manera, la empresa se muestra más inclusiva, y a su vez genera una captación de nuevos clientes quienes ya pueden realizar sus compras sin tener que pedirle ayuda a otra persona, esto les da libertad a la hora de poder asistir a los locales de Starbucks.

Además de sumar nuevos clientes  con discapacidad visual, sumó a otro target minoritario y que aún sigue sin tener acceso a muchos lugares, las personas con discapacidad auditiva.  No sólo los busca como nuevos consumidores, sino que además abrió su staff a la contratación de personas con dicha discapacidad. Para demostrar que son una marca con inclusión, Starbucks decidió lanzar en Malasia un punto de venta 90% atendido por sordos, y 100% con personal que maneje lenguaje de señal. Pero qué pasaría si la persona no sabe lenguajes de seña, porque es común que un individuo no lo sepa utilizar al 100%, o su lenguaje pertenezca a otro país, en tal caso, los empleados de este Starbucks están listos para recibir órdenes escritas en las cartas de menú. Además, a cada cliente se le asigna un número, que parpadea en una pantalla cuando su pedido está listo”.

Para buscar al personal, la compañía capacitó a los empleados con especialistas llegados desde Seattle, quienes trabajaron con la Sociedad de Intérpretes para Sordos de Malasia. Logrando así un impacto a nivel digital, ya que fue novedad no sólo en Malasia, sino que logró una repercusión internacional.

Todos estos esfuerzos de inclusión tuvieron un gran impacto a nivel económico,  Starbucks fue reconocida como una de las compañías que obtuvo el mayor puntaje como “el mejor lugar para trabajar” en la encuesta de Disability Equality Index, de los Estados Unidos. Allí alcanzó el máximo puntaje: 100%, por sus políticas y prácticas de inclusión de la discapacidad en general.

Todo este despliegue de inclusión a colaborado en la construcción de una marca amigable, accesible para todos, y responsable a la hora de generar una sociedad más igualitaria, de esta manera limpia sus manchas por tener empleados explotados, y sin dudas Starbucks se cataloga como  líder de RSE a nivel mundial.

Leave a reply